Mi primer paraíso

Mi primer paraíso fue la biblioteca, la manera mas alta y sutil de la realidad, miles de cosmogonías girando alrededor de un punto, al que me gusta llamarle Dios.- Para mí la biblioteca fue la seguridad de que allí si escucharía voces inteligentes, una posibilidad de salvación, y así fue ya que en la biblioteca encontré un gran libro de tapas negras y letras doradas que ( lo sospeche desde el primer momento) tenia mucho para mi, por eso tocaba su finas hojas con mucho cuidado, no quería herir a Isaías ni molestar a Salomón, no quería estorbarle el éxodo a Moisés, ni distraer a Jesús de sus discípulos.- En la bliblioteca también había toros que eran hombres, hombres que eran monstruos, noche de luna ardiente, gente que seguía siendo inglesa en la India, Ángeles que solo bajaban, para enriquecer a la poesía, patriarcas y caudillos, laberintos de altas paredes que excitaron al ciego memorioso hasta el ultimo minuto de su vida, uvas para la Matilde chilena, vino debajo de la luna del persa, golpes en la espalda del poeta peruano, lámparas generosas y crónicas marcianas, el Martín Fierro y Whitman, que cantaron por mi antes de mi, Plotino, Ezra Pound, Thomas Mann, Twain.- El tiempo los ha mudado de la biblioteca a mi memoria, la biblioteca donde Borges solía recordarnos que cada libro es infinito porque cambia a cada lector, entonces pensé: Que será una biblioteca? (Facundo Cabral)

2 comentarios sobre “Mi primer paraíso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s