Morena Mía

Dicen que la curiosidad mato al gato… y probablemente es muy cierto. Hay muchas cosas que uno non quiere saber pero la curiosidad nos gana y termina uno por enterarse de cosas, sin las cuales la vida seguiría bien, que hacen daño. Aun trayendo todos los sentimientos a la razón. Las cosas pasaron tan de prisa, los recuerdos tan despacio… La mente es una marea de pensamientos, se que son todos una tontería… que todo será una perdida de tiempo, cada gota de pensamiento usada en eso es arrojar perlas a los cerdos… y si embargo, como todo humano, demasiado humano, no me es simple controlarlos… hoy que no esta voy a inventarme el final… regresaba y no nos separábamos mas… este es mi blog, no tengo que decir la verdad.

De esta vida, lo mejor que nos podemos llevar es un bonito recuerdo, y creo ya lo tengo, y voy por mas. Mas momentos irrepetibles, como el americano, como la escuela, como los paseos… como tantas cosas. Dejar de ver lo que no tengo para poder apreciar lo que si tengo. Se dice fácil… Noto un gran tejo de melancolía en mis letras… mejor escribiré cuando este mas objetivo. Hay morena mía!! si no lloro (ya no) no mas me acuerdo.

ÉCHALE A ÉL LA CULPA

¡Brindo por la mujer! ¡Quién pudiera caer en sus
brazos sin caer en sus manos!
AMBROSE BIERCE

A José María Alvarez y Carmen Marí

Hoy te has ido de fiesta con amigas,
y sin que tú lo sepas me regalas
un tiempo de estar solo que ya empieza
a ser raro en mi vida, un tiempo útil
para intentar pensar en ti como si fueras
lo que siempre debiste seguir siendo
cuando pensaba en ti: aquella persona,
en todo semejante a cualquier otra,
que una noche lejana tuvo el gesto
generoso y extraño de entregarme su amor.
Pero el amor nos cambia, nos convierte en espías
ridículos del otro, en implacables jueces
que condenan sin pruebas y comparten
sus estúpidas penas con el reo.
El amor nos confunde y trata ahora
de que vea en tu fiesta una traición.

Por huir de esa trampa me amenazo
con los nombres que cuadran al que en ella se enreda:
egoísta, ridículo, inseguro, celoso…
y como un ejercicio de humildad pienso en ti
divirtiéndote sola: te imagino bailando
y mirando a otros hombres;
al calor del alcohol
confiesas a una amiga algunas cosas
que te irritan de mí sin que yo lo sospeche,
y por unos instantes saboreas
una vida distinta que esta noche te tienta
porque eres humana, aunque no me haga gracia.

Ahora caigo en la cuenta de que dudas
como yo dudo a veces, y que también te aburres,
y que incluso algún día habrás soñado
follar como una loca con el tipo que anuncia
la colonia de moda.
Para calmarme un poco
tras la última idea, yo me digo
que el amor es un juego donde cuentan
mucho más los faroles que las cartas,
y procuro ponerme razonable,
pensar que es más hermoso que me quieras
porque existen las fiestas, y las dudas,
y los cuerpos de anuncio de colonia.

Lo que quiero que sepas es que entiendo
mejor de lo que piensas ciertas cosas,
que soy tu semejante, que he pensado besarte
cuando llegues a casa; y que es el amor
-ese tipo grotesco y marrullero-
el que va a hacerte daño con palabras
absurdas de reproche cuando vuelvas,
porque ya estás tardando, mala puta.

VICENTE GALLEGO (España, 1963)

Moraleja del día: Si te mata la curiosidad por alguna cosa de nuevo, ya sabes eso de saber como esta, que ha hecho y cosas por el estilo… y sabes que algunas de las cosas que pudiera hacer te matarían de verdad… preferible que te mate la duda el resto de tu vida… o por lo menos un tiempo mas… por que entonces… te matara de verdad. Unico consuelo… saber que esta bien… o al menos… normal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s