Que ironía.

Estos últimos días han sido ocupados y ociosos al mismo tiempo, ya que aunque tengo que dar clases, asesorías y otras tonterías, me es tan simple que lo hago de manera semiautomática, dando tiempo a mi mente para que divague en pensamientos pasado y pesados.

Hoy fue el viaje mas grande, cargué el celular de saldo y batería después de mucho tiempo de tenerlo inactivo. Y marque un numero que en un tiempo me era tan familiar como mi mismo numero, bueno no exactamente por que no me se mi propio numero pero es una buena alegoría. En realidad las palabras fueron pocas, muy pocas. -un hola “como estas?” bien y tu.. silencio… que diantres digo ahora – por que diantres me estas marcando -quizá pensamos cada quien respectivamente- lo importante es que me alegra estés bien… bla bla bla (y si como tres renglones de platica mas en un lapso de 20 minutos). Como es posible que sea esa la platica entre dos personas que se quieren. Obtener justo lo contrario de lo que esperas… ironía. Y los raro es que me siento bien, y sobre todo tranquilo.

Amigos y amantes

Amigos por tanto tiempo,
y al revés de otras historias
tú sabes lo que yo siento,
Y sé que ahí en tu memoria
no existe el arrepentimiento.

Sé que juntarme contigo a oscuras
o a la luz del día,
es hundirme en la agonía
de no acallarte con besos,
de no encontrar el camino
para emprender mi regreso.

Sé que no tienes idea de cuántas veces
a solas y con los ojos cerrados,
lentamente, y con cuidado
con cuanto amor te he desnudado.

Sé que no lo sabes, lo entiendo,
porque yo lo he imaginado,
con qué pasión me has besado.
cómo te has estremecido
cuando mis labios perdidos
sobre tu piel se han quedado.

Amigos por tanto tiempo,
tú conmigo, yo contigo,
listos a cada momento
para asistir al encuentro
del problemas o de la pena
que al otro está afligiendo.

Amigos por muchos años
y al revés de otras historias
tú sabes lo que yo siento
y sé que ahí en tu memoria
no existe el arrepentimiento
por la locura vivida
una noche de verano en que
probé de tu mano,
de tu cuerpo y de tu boca,
la demencia que sofoca
la razón y los sentidos.

Ahora espero que entiendas
de una vez y para siempre,
que si alguna vez tu juventud anhelante
me acepta como un amigo,
tú alguna vez, en castigo,
me recibas como amante.

[Desconozco el autor.]

No hay que esperar que el viento sople a nuestro favor si no tenemos el rumbo definido. Y si ya tenemos el rumbo definido, no hay que esperar a que sople a nuestro favor de cualquier manera… tenemos que acomodar, según el viento, las velas. La primera, por extraño que parezca la lei en los tacos mañaneros la segunda, no recuerdo donde… Aun creo en los finales felices. Solo hay que tener suerte, y esa se da cuando la preparación y la oportunidad se juntan.

Un comentario sobre “Que ironía.

  1. mi amorsin que pasa por tu mente la distancia lo unico que nos separa nos separa de amor de estar juntos que nos deparara el futuro que pasara el destino puede ser nuestro mas las circunstancias lo dificulta como te extraño amor como te quiero hermoso recuerdo esos momentos de intimidad cuando te conoci wow te vi por primera vez preguntandome quien es ese hombre que ha llegado a mi vida quien diria tantos años presente sigues aunque personas se interpuesto en nuestro camino mas nosotros seguimos presentes no sera que hay algo mas fuerte que nos une no sera que somos el uno para el otro esperando el momento perfecto para estar juntos no lo sabremos hasta reconocernos hasta sentir nuestras voces nuestra piel si realmente esto es verdad o solo es una fantasia mas te quiero bye escribe pronto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s