Comprando en Rojo.

Hace poco empece a batallar con mi teclado, y me resultaba entretenido desarmarlo por completo, limpiarlo y volver a armar el rompecabezas de todas sus teclas… pero después del último mantenimiento este no volvió a ser el mismo, supongo que la membrana dio todo lo que tenia para dar.

Me di a la tarea de investigar opciones asequibles, y aunque quería tener un teclado mecánico, la mayoría de los teclados se salían por mucho de mi reducido presupuesto. Busqué en Amazon, en MercadoLibre y ninguno termino por convencerme. Creo que hay cosas que uno necesita ver en persona para quedar completamente convencido. Afortunadamente aún existen las tiendas que puedes visitar y no tienes que pagar por ir a experimentar los productos (tienen la esperanza de que les compres).

¿Qué es lo que debes hacer cuando estas en la tienda? Pues conocer los productos, y sin pena alguna buscar en tu celular el costo del producto en el internet. Las tiendas presenciales no tienen manera de competir contra las tiendas en linea, pues para empezar no deben gastar en un espacio bien localizado ni “presentable”. Es muy seguro que lo que veas en la tienda presencial lo encuentres a un precio más barato en la web.

Lamentablemente la publicación que encontré en linea, a solo una tercera parte del precio en la tienda, pertenecía a un vendedor que tenia la reputación en color rojo (MercadoLibre usa un semáforo donde el verde es buena atención al cliente y el rojo es la peor atención). Pero mi experiencia como vendedor de MercadoLibre me ha enseñado que la forma de calificar de la plataforma poco tiene que ver con el servicio real de la persona (por ejemplo, a mi me bajo mi calificación del verde cuando al enviar un producto mediante la paquetería oficial de MercadoEnvíos, esta paquetería extravió el producto… cuando el problema era causa de ellos).

Entonces me anime a comprarlo, lamentablemente ML ya no informa los detalles de las problemáticas que hubo con el vendedor (ya que la gente podría enterarse de lo ridículo de las razones en las penalizaciones). Y a sabiendas de que podrían ser nimiedades procedí, pero en lugar de comprar los tres teclados que necesitaba, solo me anime a comprar uno. ¡Tonto! Resulto ser de los mejores productos que he comprado en la red, cuando quise comprar los demás teclados, estos se encontraban agotados (al menos a ese precio).

El teclado me llego, es un HP OMEN 1100, con iluminación en color rojo. Es un teclado mecánico, y pues viene con todo lo que eso significa. Da una sensación de estar escribiendo en una maquina de escribir antigua, por el sonido que producen las teclas al ser oprimidas, también relaja en cierta medida las manos, y la respuesta a lo que escribes es instantánea. En el juego que frecuento (tibia.com) la respuesta es muy agradable.

Moraleja; no se fijen tanto en la reputación del vendedor cuando realicen las compras por internet, vean el numero de ventas que tiene y el tiempo que tiene vendiendo. Lo único que si deben hacer son los siguientes puntos: primero, es comprar mediante una plataforma que les proteja. Segundo, cuando recibas la compra graba en video el unboxing (cuando abres la caja y examinas el producto) haciendo notar que el producto aun esta cerrado (que se vea la etiqueta de la paquetería) y cuidando no salir del cuadro de la cámara.

Ese video te será muy útil en caso de que quieras reclamar algo que este mal con el producto, pues lo podrás detectar en ese momento y no hay manera de que te digan que el producto no llego de esa manera, o que no es lo que ellos te mandaron. Tercero, disfrutar del producto si en el paso anterior no ha sido desafortunado.

De verdad, si tiene la oportunidad de conseguir un teclado mecánico, no dejen pasar la oportunidad. No se van a arrepentir de la compra, solo deben investigar un poco antes (o comprar el mismo que yo he comprado).

Something stupid (II)

I know I stand in line
until you think you have the time
to spend an evening with me

And if we go some place to dance
I know that there’s a chance
you won’t be leaving with me

And afterwards we drop
into a quiet little place
and have a drink or two

And then I go and spoil it all
by saying something stupid
like I love you

I can see it in your eyes
you still despise the same old lines
you heard the night before

And though it’s just a line to you
for me it’s true
and never seemed so right before

I practice everyday
to find some clever lines to say
to make the meaning come true

But then I think I’ll wait
until the evening gets late
and I’m alone with you

The time is right, your perfume fills my head
the stars get red
and oh, the night’s so blue

And then I go and spoil it all
by saying something stupid
like I love you

The time is right, your perfume fills my head
the stars get red
and oh, the night’s so blue

And then I go and spoil it all
by saying something stupid
like I love youI love you

I love you
I love you
I love you
I love you
I love you


Hace un par de días me pregunta mi amiga S. que sí recordaba el blog que (ella) tenia. Y ya que no le actualiza desde el 2016, apenas y recordaba. Me di a la tarea de encontrarlo y no lo encontré… hasta que por accidente di con el blog, en la búsqueda de otro asunto.

Cuando lo encontré, me di a la tarea como buen amigo, de leer completo el blog. No tarde mucho, eran unas 16 entradas, y a causa de eso sentí curiosidad por saber el numero de entradas en mi blog (542 incluyendo esta entrada).

Abrí la primer entrada, que fue escrita un 16 de marzo en el 2006, me encontré con él yo del pasado; “¡¿Cómo estas pendejo?!” me habría dicho de poder haberlo hecho… entre saludo, pregunta y aseveración expresiva. Continue avanzando en el tiempo, leyendo las entradas siguientes, note vínculos rotos e imágenes que no se mostraban, otro nivel de redacción y de ortografía. Obvio, sería extraño/anormal que no fuera de esa manera, ya que cambiamos con el tiempo por lo aprendido, las alegrías, las tristezas, lo perdonado, lo superado y lo olvidado… por el paso de la vida.

Me vi tentado a modificar publicaciones… a corregir detalles. Sería una labor titánica tratar de hacer el trabajo de revisor de textos (a un blog que ha pasado por años). Simplemente la lectura y después analizar la redacción de los mismos. Tal vez por evadir todo ese trabajo, el cerebro y corazón, encontraron la excusa perfecta para no hacerlo: alterar las entradas antiguas, sería alterar la memoria de lo que se ha sido. En consecuencia, desistí de mi idea original al ver los herrores ortográficos (si, con H de horrores, que ahora algunos son intencionales).

¿Qué relación tiene la canción de “something stupid” (alguna estupidez) con este texto? Bueno, simplemente en una de las primeras entradas me encontré con esta canción (traducida). Me agrado leerme y la sensación al leer esa entrada. El recuerdo agradable que de pronto llega al pensamiento. Y al mismo tiempo encontré curioso lo siguiente; aunque actualmente (al menos eso se presume en las redes) estamos temerosos de decir lo que sentimos y no nos expresarnos por temor a espantar a la otra persona. Lo adjudican (en las redes) a la “época actual”. Sin embargo, esta canción expresa ese temor desde hace mucho, mucho tiempo. En mi caso, esta registrado, al menos desde el 2006. Y con la certeza que siempre encuentro el momento, inoportuno, para decir something stupid.

Parásitos

La línea que separa la misandria y el feminismo parecerá delgada, pero existe. Siempre existe el riesgo de caer en la enumeración imperfecta, en este caso satanizando a los hombres. El feminismo sin cordura termina en misandria.

Cuando se tiene un “parásito” en los pensamientos (en este caso particular hombre=machista) se obtendrá un trastorno delirante que afectará el día a día del huésped, se podría terminar viviendo en una pesadilla.

Esto es simplemente una observación, me parece horrible vivir pensando estas en guerra contra un sexo o genero (que no son lo mismo). Tanto la misandria como la misoginia incitan al odio, lo que se debe exterminar son los “parásitos” en los pensamientos y en las acciones de las personas, no al cromosoma X o al Y.

El Son del Dolor.

¿Como puede mejorar una clásica? Obvio, haciendo la versión sinfónica. La primera vez que la escuche estaba en Guadalajara, en alguna ruta de camino al “seminario” (IBLR) y se subió un “cantante” con solo una guitarra (muy desafinada) y cantando con mucho sentimiento. Hasta se me paso la parada por escucharla.

Ya para aquel momento mi mejor amigo, con quien compartía el ministerio, había tenido que regresar a su rancho. Seguro que si el hubiera estado en el camión su opinión al respecto habría sido diametralmente opuesta.

En aquel entonces, para que se den una idea, quería un celular que tenia la pantalla y teclas que se iluminaban en tonos azules, lo cual era genial (Panasonic GD55) y eso era una mejora significativa con respecto al que tenia (en aquel entonces tener uno era un lujo, todo el mundo ahora tiene uno).

No había las apps, como Shazam, para identificar. Ni se me cruzo por la mente buscar en internet (no recuerdo si ya conocía o existía Google), recuerdo que la escuche y por un momento olvide estaba en el camión, me gusto mucho y tarde algunos años en volver a escucharla.

Una de mis favoritas y ahora en versión sinfónica.

¿Cuál ha sido la decisión más importante de tu vida?

Creo no he tomado una decisión que considere tan importante por sí sola… más bien son un cumulo de pequeñas desiciones que van afectando poco a poco, para bien o para mal. En retrospectiva, hay un montón de desiciones que quisiera haber cambiado… pero no sabremos (no sabré) nunca el resultado del “hubiera”. Después de todo, las cosas pasan del único modo en que pueden pasar.

De la preguntas que me hacen en ASK y que generan una entrada aquí.