Las 20

Es difícil responder con algo simple, ¿Que música me gusta? Limitar mis gustos es algo que no quisiera, me niego a solo disfrutar de pocos géneros. El mismo guisado termina por cansar. Está publicación es/será un retrato de lo soy ahora. Un documento que se puede escuchar. Nota: Ponte tus mejores audífonos, al avanzar ve haciendo clic en los enlaces (para mi yo del futuro).

” …Si puedes definir
El odio o el amor
Amigo, qué desilusión

Molinos de viento

Se podría decir que hay familias de géneros que prefiero. Luego, géneros que puedo disfrutar según la ocasión, la compañía o la soledad. Sonidos que me gusta escuchar mientras escribo a esta hora de la madrugada (3:00 am al empezar) y que no podría disfrutarle en otro momento del día (del mismo modo).

“… y no olvides tu Brahms,
tu Bach y tu
cerveza.”
Bukowski

También hay artistas que me agradan, pues tienen varias (cada letra cambia) canciones que me gustan, luego hay canciones que me gustan de artistas (de un éxito), ya que en general no me gustan. A esos le podría clasificar como gustos culposos (de esos que pensabas que no te podrían llegar a gustar).

Y después está la música que me gusto en algún momento de mi vida (o etapa), pero que ahora no me llena igual y, sin embargo, le guardo aprecio de un modo (diferente al original) le puedo disfrutar, como por ejemplo la trova y el rap. Puede que no te parezca que están relacionados, pero encuentro que fueron de protesta, cuidan la letra (no en el sentido de las palabras sino del mensaje).

” …Yo no se lo que es el destino
caminando fui lo que fui
yo me muero como viví.”
El necio

Y por supuesto, las canciones que me recuerdan momentos o personas. Las que en este momento, por el cansancio o por el animo que tengo, permanecen en mi subconsciente, las que traigo a la mente… pero que no me atrevería a ponerlas aquí, porque incluso (algunas) no se como es que permanecen en mi mente.

” …Cuando nos falle la memoria
y solo queden las fotografías
que se me olvide todo,
menos que tu eres mía.”
ADMV

¿Encontraste las veinte? Ya son las 5:16 hr y es tiempo de dormir. Sería interesante repetir este ejercicio una ves al año, para registrar como voy cambiando.

Barra libre.

Son casi las tres de la mañana, es sábado (martes, o cualquiera de estos últimos días), acabamos de cerrar el negocio. Habrá que empezar temprano el día para volver a hacer lo mismo que hoy. O quizá un poco más. Y en realidad solo tengo mente para una o dos cosas.

Empece a leer “Días sin tí” de Elvira Sastre (ES) por recomendación de AC. (¡me esta fascinando! Gracias). Y me he puesto a investigar un poco, sobre ella, a esta hora que es mi tiempo libre.

Encontré sus inicios escribiendo en un blog en 2007, en octubre del 2019 fue su última entrada y aun esta en línea. No encontré un lugar donde abiertamente reconociera su autoría, sin embargo, en una versión antigua (aun no borrada de su pagina oficial), hay un enlace a su blog. Seguramente navegando en las entradas del mismo, algo he de encontrar.

La pagina (dentro del dominio oficial https://elvirasastre.net) abandonada es https://elvirasastre.net/poemas/ donde se encuentra el enlace a su blog https://bleuparapluie.blogspot.com, ¿cuál habrá sido su auto biografía? (https://www.elvirasastre.net/biografia.html) Ya no aparece disponible, el enlace esta roto. No sé si les ha dejado como migajas (pistas) para los curiosos. Me alegra no les borrara.

Todo empezó con unos ojos azules, es el titulo de su primer publicación. Y Ya nadie conocerá nuestra historia es la última, irónicamente en sus escritos (seguramente) esta plasmada esa historia. Este es el poema, que nos regala en su blog. Ha de haber sido algún punto agradable entre los ojos azules que iniciaron todo y la ultima entrada. Disfruten.

Elvira Sastre, recitando poesía. enero 27, 2013.

Nota: Si vuelves a abrir un negocio, que los horarios sean mas compatibles. Y, preferentemente, que sea complementario a los que ya tienes. Y que sea algo que te guste, quizá podrías terminar escribiendo algún libro o dando conciertos.

Nunca entenderé cómo fue el momento en que el sonido se vinculo a la idea y la idea se vinculo al kanjí 月 (el kanjí, ¿cómo es que existe?) y lo mismo me pregunto con cualquier idioma y su escritura. Me refiero en cuanto a su forma/figura escrita, el sonido y la idea. Sin embargo, ahora cuando lo veo, en mi mente digo/pienso luna. Y llega a mi mente más rápida la idea/concepto con 月 que con la palabra Luna. Imagino, a causa de lo mencionado, que de alguna manera nuestro proceso de pensamiento está limitado por el lenguaje. Posiblemente sea mas complejo aprender el lenguaje escrito que vincula 月 y el satélite natural que órbita la tierra, pero una vez aprendido, posiblemente, las ideas fluyan más rápido. Seguiré investigando. El idioma y el lenguaje escrito es la creación humana más sublime.

Se le olvidó la luna.

Hoy fue un día en gran manera estresante/retador, llegue a decir a mi socio “¿cuanto es tu aportación? te la regreso y vete”. En unos segundos los pensamientos pueden encenderse, incendiarse y consumirse por completo. Dentro de todo el estrés, la parte buena, se llegaron a acuerdos, encontramos una solución ingeniosa a un problema del negocio. Quizá solo necesitábamos liberar el estrés.

Al llegar la madrugada (cerramos a las 02:00 hrs), ya para descansar y relajarme, me puse a revisar las visitas al blog y encontré una entrada que publique en el 2008 (¡hace doce años!) que visitaron hoy y un mensaje (bonito) que me dejaron, en aquel entonces, en la publicación (tengo mis sospechas sobre quién pudo haber sido) en la categoría de Haiku, fue una sorpresa bonita. Al buscar la fuente del Haiku de aquella entrada, encontré también el siguiente:

Al ladrón
se le olvidó la luna
en la ventana.

The thief,
left behind,
the moon in my window

盗人にとり残されし窓の月
(nusubito ni torinokosareshi mado no tsuki)
Daigu Ryôkan (1758 – 1831)

Me encanta este estilo, es realmente muy simple, cuando hace match con tu ser se siente demasiado para ser un texto tan breve. Y el poder revisarlo en dos idiomas, es decir a través del filtro de dos traductores se puede apreciar un poco mejor. Seguramente en las traducciones se pierda algo de la energía original, libertad artística del traductor. Sin embargo, así me lo parece. También fue una coincidencia curiosa que, al escribir esto, al encontrarlo estaba hablando con mi amiga Luna.

¿Qué es lo que veo en este Haiku? Que sin importar lo que no tengas, siempre hay algo que apreciar de lo que sí tienes. Sobre todo las cosas, que no son cosas, y que no pueden ser robadas.

Fuente de Haiku: www.elrincondelhaiku.org