Quiéreme

Quiéreme, aunque sea de verdad, 
quiéreme, y permíteme el exceso, 
quiéreme, si es posible, sin piedad, 
quiéreme, antes del último beso.

Quiéreme, haz que se incinere el mar, 
quiéreme, como el vendaval que pasa, 
por el resto de una brasa 
dentro de un glaciar.

Quiéreme, sin el mínimo pudor, 
quiéreme, con la insidia de la fiera, 
quiéreme, hasta el último temblor, 
quiéreme, como quien ya nada espera.

Quiéreme, aunque no sepas fingir, 
quiéreme, que de todas mis flaquezas 
sacaré la fortaleza 
para revivir.

Sabes bien 
que jamás te lo he pedido 
ni jamás te hice un reproche… 
por lo que esta vez te pido, 
ya que no es cosa de dos, 
que tú seas quien me quiera 
como nunca me has querido 
esta noche del adiós…

Quiéreme, ahora que llegó el final, 
quiéreme, sin mas puntos suspensivos, 
quiéreme, aunque venga el bien del mal, 
quiéreme, como si estuviera vivo.

Quiéreme, que no entiendo qué hago aquí, 
quiéreme, si no quieres que esté muerto, 
porque todo es un desierto 
fuera de ti.

Quiéreme, que ya empieza a anochecer, 
quiéreme, aunque sólo sea un instante, 
quiéreme, y hazlo como otra mujer, 
quiéreme, como si fuera otro amante.

Quiéreme, que mañana ya murió, 
quiéreme, como si el mundo acabara, 
como si nadie te amara 
tanto como yo…

Sabes bien… 
que jamás te lo he pedido 
ni jamás te hice un reproche… 
por lo que esta vez te pido, 
ya que no es cosa de dos, 
que tú seas quien me quiera 
como nunca me has querido 
esta noche del adiós… 
Quiéreme… 
Quiéreme.

Luis Eduardo Aute

No te salves

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si 
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

Mario Benedetti


No me quedaré inmóvil, ni le querré con desgana. No me quedare al borde, me arrojare y recorreré ese camino. ¿Aun es tiempo? Y si no lo es jamas tendré la pregunta del hubiera o la sensación de “habría podido dar más”. Porque solo de este modo, catastrófico, se puede cambiar.

Este mundo va.

Amor, te escribo y soy testigo de lo que se pierde
y voy a acostumbrarme aunque me cueste.

Dame al menos el tiempo que respire
no es un arte fácil prometer
dame al menos el tiempo de despedirme

Porque en un mundo que va a la velocidad del rayo
aguanto el vuelo mas si me agarro de tu mano
acompáñame hasta donde pueda llegar

En este mundo que va como La Luz de pensamiento
el mérito esta en NO quedarme en el intento
y aunque no lo quiera ¿qué duda cabe ya?
Y aunque no lo quiera este mundo va.

Me primavero y me otoño, me estio y me invierno
me adapto con serenidad
dame al menos dos oportunidades
y tus ojos me verán crecer
dame al menos un par de posibilidades.

Porque en un mundo que va a la velocidad del rayo
aguanto un poco mas sime agarro de tu mano.

Este mundo va – Miguel Bose

Esta es la entrada número 500 (publicada, sin contar las que están pendientes o no puedes ver). Un numero que dé alguna manera a gustado para encabezar títulos, por ejemplo: “19 y 500 noches” ó “500 días con ella” (500 noches, suena a un buen nombre para un bar).

No sé cómo fue posible llegar a tantas publicaciones ¿qué habría pasado si todo ese tiempo le hubiere utilizado en otra actividad? Se puede ver la evolución de la persona en este tipo de portales, sobre todo cuando tienen mucho mucho tiempo que están abiertos. ¿Cuánto tiempo es mucho tiempo?

Ella estrella.

Ella estrella, luz en tu constelación
Y su amor es en secreto la razón de tu dolor

Ella esta cansada de tu conversación
y prefiere seducirte que vender su corazón
y se va derramando en el mantel
y se va desprendiendo de su piel.

Ella es pollo de lenta combustión
es de piernas largas, de moño y de listón.

Y ella sabe donde acariciarte
y prefiere ser amante
que ser víctima de amor.

Y se va derramando en el mantel
y se va desprendiendo de su piel.

No es tuya para amar
no hay nada más que hablar
es temporal.

Ella estrena encaje con perlas de Japón
ella es más, ella es más que todo tu color.
Ella sabe cuando termina la función
y exagera sus labios como en la televisión.

Y se va derramando en el mantel
y se va consumiendo sin saber.

No es tuya para amar
no hay nada más que hablar
es temporal

Esclava de un volcan
esclava de un volcan
no es tuya para amar
es temporal.

Esfera de cristal,
no es tuya para amar
es temporal.

Ella Estrella – La gustan Ciega.