Terrícolas. muy buen documental.

Génesis 1:28

Nueva Traducción Viviente (NTV)

28 Luego Dios los bendijo con las siguientes palabras: «Sean fructíferos y multiplíquense. Llenen la tierra y gobiernen sobre ella. Reinen sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que corren por el suelo».

Éxodo 23:4-5

Nueva Traducción Viviente (NTV)

»Si encuentras extraviado el buey o el burro de tu enemigo, devuélveselo a su dueño. Si ves que el burro de alguien que te odia cayó debajo de su carga, no pases de largo. Detente y ayúdalo.

Deuteronomio 25:4

Nueva Traducción Viviente (NTV)

»No le pongas bozal al buey para impedirle que coma mientras trilla el grano.

Proverbios 12:10

Nueva Traducción Viviente (NTV)

10 Los justos cuidan de sus animales,
pero los perversos siempre son crueles.

Salmos 145:15-16

Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy (NBLH)

15 A Ti miran los ojos de todos,
Y a su tiempo Tú les das su alimento.
16 Abres Tu mano,
Y sacias el deseo de todo ser viviente.

Lucas 12:6

Nueva Traducción Viviente (NTV)

¿Cuánto cuestan cinco gorriones: dos monedas de cobre? Sin embargo, Dios no se olvida de ninguno de ellos.

Hablando como un vencedor.

Las palabras son muy importantes para nosotros los seres humanos, las que decimos a otros o las que nos decimos a nosotros mismos. Decir las palabras correctas nos ayuda para alcanzar nuestros sueños y ser vencedores.

LO QUE DECIMOS AFECTA NUESTRAS MENTES

Lo que decimos tiene la peculiaridad de convertirse en un hecho, el sabio Salomón conocía el poder de las palabras, escribió “Del fruto de la boca del hombre se llenara su vientre; se saciará del producto de sus labios” (Proverbios 18:20). Lo que Salomón esta diciendo es que las palabras correctas o incorrectas satisfacen a las personas, pero va un poco mas allá de eso al decir en el siguiente versículo  “La muerte y la vida están en poder de la lengua y el que la ama comerá de sus frutos” en traducciones contemporáneas dice “La lengua puede traer vida o muerte; los que hablan mucho cosecharán las consecuencias.” 

Las palabras mas devastadoras no son aquellas que las personas nos dicen, sino aquellas que nosotros nos decimos a nosotros mismos. Podemos sobrevivir cuando alguien nos dice cosas negativas, pero cuando nosotros nos decimos cosas negativas es muy dificil superarlo. Palabras en comentarios como “tengo muy mala memoria”, “no soy bueno para esto”, “soy muy malo para aquello”, “nunca voy a hacer algo de mi vida” entre tantos otros ejemplos que puedo mencionar y tantos mas que se te vienen a la mente. Al tener estas palabras y por consecuencia esos pensamientos nos estamos boicoteando cualquier esfuerzo por avanzar.

“Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.” (Romanos 10:17) Esto quiere decir que cuando nuestros oídos escuchan la palabra de Dios provocan en nosotros fe. Debemos hablar de manera que honremos el maravilloso trabajo que Dios hizo cuando nos cre´. Cada vez que decimos “no puedo”, realmente estamos diciendo: “Dios hiciste mal trabajo cuando me creaste, soy un desastre”. Tenemos que rempazar las frases: “no puedo” y “no soy”, con las palabras de David quien dijo:  “Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien.” (Salmos 139:13-14).

Seria saludable que hiciéramos esta declaración con mas frecuencia. Pero no debemos de irnos al extremo diciendo “Soy el más grande de todos, soy el mejor de todos”, pero si es necesario que reconozcamos la maravillosa obra que Dios hizo en nosotros cuando nos creó.

LO QUE DECIMOS AFECTA A AQUELLOS QUE ESTÁN A NUESTRO ALREDEDOR

No sólo nuestras palabras afectan lo que hacemos y logramos, pero lo que decimos tiene un poderoso efecto en otros. La lengua de una persona puede influenciar a otros en maneras asombrosas. Aquellos que son padres de familia deben entender que sus palabras levantarán o destruirán a sus hijos. A muchos de mis alumnos, cuando son traídos por sus padres a clases, al ser presentados agregan frases como “para que le quites lo tonto”, ” a ver sí así aprende”. Los niños se convierten en lo que constantemente sus padres les profetizan.  El apóstol Pablo en su carta a los efesios nos da la siguiente instrucción “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.” Efesios 4:29. Algunos padres piensan que sus hijos raramente hacen lo que les dicen, pero irónicamente cuando los padres ponen pensamientos negativos en sus hijos, por lo general terminan haciendo exactamente eso.

LO QUE DECIMOS NOS AFECTA ESPIRITUALMENTE

Números nos cuenta la historia del pueblo de Israel en el desierto y cómo empezaron a quejarse. Cuando murmuraban decían: “¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos!”

En Números 14:2 Dios respondido a Israel de la siguiente manera: “Diles: Vivo yo, dice Jehová, que según habéis hablado a mis oídos, así haré yo con vosotros.”

El pasaje parece indicar que las palabras que decimos pueden convertirse en oraciones a Dios. Debemos tener cuidad con lo que decimos. Dios puede contestarlo como si fuera una oración. Lo que decimos tiene un poderoso efecto espiritual en nosotros, a tal grado que, lo que decimos determina nuestro destino eterno.

¿Qué hubiera sucedido si el pueblo de Israel hubiera dicho como Caleb: “Subamos luego, y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellos.”? Ellos murieron porque dijeron que iban a morir. ¿Conoce a alguien que siempre decía que se enfermaría de cáncer o alguna otra enfermedad y le sucedió? Los hipocondríacos son personas que sin tener una enfermedad se la provocan a si mismos porque ellos llenos de temor confiesan que se enfermarán. Repito: Lo que decimos tiene un poderoso efecto espiritual en nosotros, a tal grado que, lo que decimos determina nuestro destino eterno.

Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación“. Romanos 10:9-10.

Si las palabras tienen un efecto tan poderoso en nosotros, digamos palabras correctas. Seamos positivos en la forma de hablar, confesemos palabras para edificar, recordando que nuestras palabras se pueden convertir en oraciones.

___________________________________________

Estudio Para grupos de crecimiento no. 689,
Célula de Castillo del Rey brisas.
Editado y ampliado por Jesús García.

¿Que es lo que haces?

(01:33:37) tengo muchas preguntas
(01:33:43) pregunta entonces
(01:34:08) supongo sabes de k es
(01:39:33) pork
(01:39:46) los cristianos son tan fanaticos?
(01:40:09) y no aceptan
(01:40:15) nada mas
(01:40:40) ¿por que deberían aceptar algo mas?
(01:41:38) por tolerancia
(01:42:00) tolerancia no es aceptación
(01:42:24) no hacen ninguna
(01:42:59) pueden tener tolerancia cívica, eso si pueden tener y deben de tener
(01:43:55) sasha:
(01:44:15) lo que ocurre es que todo parte de una sola creencia
(01:44:48)  aja
(01:44:50)  ….
(01:44:55)  y es…
(01:45:18) es
(01:45:37)  que la escritura es inspirada por Dios, es la palabra de Dios misma.
(01:45:46)  ahora imagina por un momento que crees eso
(01:45:59) que Dios mismo te dice a ti, tan real como si fuera audible
(01:46:38)  como hizo con los apostoles
(01:46:54)  “sigue me”
(01:47:09)  ¿que haces? (tienes la certeza completa que es Dios quien te lo dice)

¿Que es lo que haces?

El Problema del mal o sufrimiento humano.

Mantendré esto mas como una platica no como un estudio, es decir evitare citar los kilos de versículos que de cualquier manera casi nadie les busca.

En los últimos tiempos eh sido testigo de como pasan eventos a lo largo y ancho de la tierra, llevando a la tumba a miles de personas… lo cual causa sufrimiento y a lo que hemos denominado como eventos malos ya sea de índole natural (terremotos, maremotos, Tsunamis, etc. o humanas (guerras, racismo, hambre, etc.). El argumento (silogismo en lógica) en contra de Dios a causa de eso es el siguiente:

“Si Dios existe, debe de ser bueno y todo poderoso.
Un Dios bueno y todo poderoso no permitiría que exista el mal.
El mal existe… por lo tanto: Dios no es bueno ó no es todo poderoso… o no existe”

Primero que nada este silogismo tiene algunos inconvenientes, aunque se encuentra bien estructurado, es falso… porque ponemos limites a Dios, es decir según nuestras mentes y definiciones de lo bueno y lo malo, suponemos que Dios tiene que hacer las cosas como queremos, y si no lo hace de ese modo entonces concluimos “no es Dios, o no es bueno”. (Pero bueno no es apologética esta entrada).

Algunas de las posibles soluciones que el mundo a dado al problema del mal son las siguientes:

1. El mal no existe: Esto viene de la subjetividad de lo que es bueno y es malo. Sobre todo lo manejan aquellos que creen en que todo es relativo, pero hasta ahora no eh encontrado a uno que después de darle un buen zape (depende del grado de confianza pero se te puede ocurrir algo creativo) y decirle que para mi esta bien hacer eso, se tranquilice y lo acepte. El humano a denominado lo que le conviene como bueno y lo que no le conviene como malo, de ahí que si Dios dice/hace algo y no me conviene lo convierte (desde el punto de vista mortal) en un Dios malo.

2. El mal tiene un propósito. Esta solución es la mas extendida, pero no es usada del modo adecuado… ya que como mortales tendemos a encuadrar el mal en solo un tipo sin poder ver algo mas, por ejemplo si alguien esta enfermo es “por que esta en pecado” según algunos grupos algo extremistas (lo cual es regularmente absurdo a estas alturas). Podemos encontrar en la biblia al menos cuatro tipos de propositos.

a) Es un Juicio de Dios. Cuando un fenómeno natural (katrina) arraso con Nueva Orleáns no faltaron los comentarios en los diferentes grupos religiosos “es un juicio de Dios por la homosexualidad de la zona” y de igual manera ocurrió con otros tantos lugares Haití con el terremoto, y con Japón por supuestas razones de juicio (según algunos grupos). Pienso que no es correcto el pensar de esta manera, lo mas prudente ante los eventos cuando alguien pregunta sobre esto es un honesto “no lo sé”, o un “no me toca a mi juzgar sobre eso”.

b) Es para desarrollar el carácter. ¡Dios porfavor! ¡No desarrolles mi caracter! (digo en caso de que sea ese el fin). También podemos encontrar ejemplos al respecto. Pero en definitiva no podemos encerrar (ni debiéramos intentar) los males en las categorías, eso si acaso lo llega a saber la persona que lo sufre… y lo sabe un tiempo después de vivido.

c) Es una prueba de fe. El mas claro ejemplo lo vemos en Abraham, cuando Yah le pide algo que aprecia demasiado. Realmente cuando Dios prueba nuestra fe lo hace no porque el quiera saber de que somos capaces (El lo sabe) mas bien porque quiere que sepamos (así lo creo yo) hasta donde podemos llegar.

3.El mal es un ataque del enemigo. Ya todos conocemos que el “enemigo anda como león rugiente buscando a quien devorar” pero también cometemos el error de justificarnos en eso todo el tiempo, me refiero a que nuestros propios pensamientos que cultivamos y cosechamos, bueno el caso es que es nuestro deseo y no algo externo.

4. Dios es soberano. (Jn 9) Dios hace lo que quiere, dentro de su voluntad sus razones tendrá. Y citando a Job “Dios da, Dios quita” (muy buen tratado sobre el sufrimiento). Esta es una verdad muy grande, que me sirvió mucho cuando la entendí, pero no es aun una respuesta satisfactoria a la cuestión.

Pero la realidad, cuando me preguntaba  si realmente Dios existe y tenia en mi mente el argumento mencionado… tiempo después entendí que en realidad preguntaba:  ¿realmente lo que pasa en la tierra le interesa a Dios? ¿Le importamos a Dios? ¿Le importo a Dios? Y no hace mucho, no sin antes tener respiración espiritual, que El mismo me hablo y me abrió los ojos, ¿recuerdan esa frase que dice que “Jesús es la respuesta”? Es justo la respuesta a esas preguntas, y al entender esto los demás argumentos carecen de importancia. La respuesta a “¿le importamos a Dios?” es SI, solo mira la cruz. Le importamos y mucho, tanto que nos ha venido a buscar El mismo.

Lectura Febrero

Enero se va junto con todo lo que se hizo, y lo que no también. Febrero un mes, por  lo que suelo hacer, se pasara rápido o al menos eso espero. Sera extraño encontrarme en estas fechas “soltero”, pero también es grato el poder hacer de nuevo con libertad lo que me gusta. Y cumpliendo uno de los propósitos para este año colocare lo correspondiente a febrero.

Me agrada mucho el sabor que me dejan estos pasajes para el andar diario, aunque siento que mucho de lo que encuentro esta, por mucho, fuera de mi alcance. Pero el no poder esculpir una pierda no me quita el apreciar una escultura. Seguiré leyendo entonces. “Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.” 1ra Tim 4:13