El Son del Dolor.

¿Como puede mejorar una clásica? Obvio, haciendo la versión sinfónica. La primera vez que la escuche estaba en Guadalajara, en alguna ruta de camino al “seminario” (IBLR) y se subió un “cantante” con solo una guitarra (muy desafinada) y cantando con mucho sentimiento. Hasta se me paso la parada por escucharla.

Ya para aquel momento mi mejor amigo, con quien compartía el ministerio, había tenido que regresar a su rancho. Seguro que si el hubiera estado en el camión su opinión al respecto habría sido diametralmente opuesta.

En aquel entonces, para que se den una idea, quería un celular que tenia la pantalla y teclas que se iluminaban en tonos azules, lo cual era genial (Panasonic GD55) y eso era una mejora significativa con respecto al que tenia (en aquel entonces tener uno era un lujo, todo el mundo ahora tiene uno).

No había las apps, como Shazam, para identificar. Ni se me cruzo por la mente buscar en internet (no recuerdo si ya conocía o existía Google), recuerdo que la escuche y por un momento olvide estaba en el camión, me gusto mucho y tarde algunos años en volver a escucharla.

Una de mis favoritas y ahora en versión sinfónica.

¿Cuál ha sido la decisión más importante de tu vida?

Creo no he tomado una decisión que considere tan importante por sí sola… más bien son un cumulo de pequeñas desiciones que van afectando poco a poco, para bien o para mal. En retrospectiva, hay un montón de desiciones que quisiera haber cambiado… pero no sabremos (no sabré) nunca el resultado del “hubiera”. Después de todo, las cosas pasan del único modo en que pueden pasar.

De la preguntas que me hacen en ASK y que generan una entrada aquí.

¿Qué “poder” quisieras tener?

Si pudieras elegir un super poder o una habilidad especial, del tipo de los cómics, ¿cuál sería? Sé que no tiene nada de provecho este tipo de preguntas, o tal ves si, pero a veces la mente se obsesiona con algunos asuntos. Y desde hace tiempo, un muy buen tiempo, por una u otra razón pensar en eso regresa a mi consciente.

Volar, telequinesia, super fuerza, regeneración, super velocidad y un cumulo de otras habilidades que se podrían tener (podrían en el planteamiento de este ejercicio). Y después de meditar detenidamente en el asunto, como si no tuviera otras cosas que hacer, casi todas las habilidades pueden/podrían ser detectadas y en consecuencia seria la vida de la persona un esfuerzo continuo por escapar y ocultarse o no revelarlas. No creo que la humanidad pudiera soportar la existencia de alguien con alguna de esas características.

Inclusive, con pensamiento más altruista, habilidades que pudieran ayudar a la humanidad, como el poder sanar a voluntad, enfermedades y heridas de las demás personas. Seguro alguien haría un esfuerzo por estudiarte y saber cómo funciona eso (igual con las anteriores y con algunas de las que mencionare). Y pues la historia nos ha dicho que ha pasado con quien ha tenido esas habilidades, ya saben muy genial eso del antes y el después de, pero no es cómo quisiera terminara ese asunto.

Después, un poco mas grande, la atención se puso en habilidades más discretas, como la telepatía o la inmortalidad. La inmortalidad en sus diferentes facetas, como un ser mítico al estilo de los vampiros o al estilo de simplemente no poder morir. Y aunque no morir es diferente de seguir siendo funcional, estaba considerando una inmortalidad funcional (como humano).

Pero les descarte, la verdad, no me gustaría saber lo que otras personas piensan… podría ser incomodo o decepcionante. Y aun sabiendo eso, podría no ser de utilidad para una vida mejor. ¿La inmortalidad? En una linea continua de tiempo, tarde o temprano (más temprano que tarde, si tratamos de comprender la eternidad y compararla con el tiempo que se pudiera disfrutar de esa habilidad) quedaras solo (aún entre tantos seres) o peor aun, solo (literal) y en una situación sin salida (como quedar atrapado en algún lugar).

Y aun si no fuera el caso, el asunto de la entropía terminara por arruinar todo al final de los tiempos (los tiempos de la humanidad y del universo). O completamente devastado por el recuerdo de los lazos creados con personas o épocas a las cuales no podrías remplazar ni regresar. Eso y que sentiríais un desapego, mucho tiempo antes de que eso ocurriera, de todo cuanto existe. Pues mientras mas tengas de algo, menos aprecio le tendrías. Es decir no poder morir, terminara en una situación “eterna” de conciencia en soledad.

Lo mismo con inmortalidad no apegada al cuerpo, donde pudieras trasladar tu consciencia entre criaturas (preferentemente humanos).

La última habilidad en la qué estuve divagando, y esto a consecuencia de estar operando con contratos por diferencia CFD en brokers, es en el poder regresar tu consciencia a través del tiempo, pero solo en tu linea de tiempo y sobre tu propio ser. Inicialmente imaginaba poder corregir la elección que hice y en lugar de comprar vender (y viceversa). Pero pronto se amplio el pensamiento a no solo unos minutos, sino a periodos más largos de tiempo, como regresar a cuando el BTC estaba en $1.00USD.

Y claro, como la mente es libre y no sabes dónde puede terminar una serie de pensamientos, esta habilidad se amplio a otro tipo de desiciones y otros momentos de la vida. No solo el poder cambiar elecciones de operaciones sino el poder regresar y continuar la vida (volviendo a vivir lo que te gusto) y quedarte a vivir después de cambiar la decisión. A diferencia del concepto en efecto mariposa, donde viajaba la consciencia a modificar desiciones pero inmediatamente regresaba al presente y todo se encontraba diferente. Consideren todas las implicaciones de poder hacer eso.

Volver a vivir de nuevo, regresar y crear (con los cambios) nuevas lineas de tiempo, pudiendo borrar de golpe el pasado (y también el futuro). Y en esta situación se podría llegar a añorar futuros inexistentes o no recuperables. Para poder explorar las diferentes lineas, habría que empezar por el mas reciente de los eventos (que quieres modificar) y después de haber vivido esa alternativa, regresar a un momento previo (en esa nueva linea) o en uno previo a la modificación que ha creado esa linea.

Me parece que, pensar en esa pregunta, dice mucho de la etapa en la vida en la nos encontramos, puede dar luz para comprender mejor nuestra situación. Es decir, al menos ahora. Pensar en ello, me llevo al ¿y si… ? y a otro ejercicio donde el análisis de la respuesta a la primer pregunta (la del primer párrafo) a encontrar él porque, de fondo, de la respuesta. Y a saber que en realidad, solo esta esta realidad, y que lo que se decida puede cambiar por completo los eventos siguientes en la vida. Quizá en un futuro a esa pregunta, tenga una respuesta completamente diferente: Ninguno, gracias (o algo así).

Después de todo, hasta donde sabemos/creemos, la vida es solo un momento de luz entre dos oscuridades iguales. ¿Alguna vez has pensado en algo parecido?

Curiosidades 02

¿Has notado que las clases pudientes suelen ser mas “guapas/atractivas” (fisicamente) que las demás clases? Tengo mi teoría al respecto (no diré que lo he descubierto) y no tiene que ver con la famosa frase de “no existen mujeres feas, solo maridos pobres” (la cual hace referencia a que se pueden costear, o no, operaciones, gimnasios y demás cosas).

Esto es simple evolución selectiva (¿artificial? al estilo Darwin y leyes de la Herencia de Mendel). Desde luego, el efecto de la selección no es de forma consciente (ni la razón real de la selección) por parte de los practicantes de dicho evento. Lo explicare a continuación.

Persona fea/capaz (no necesariamente fea, pero para el ejemplo sirve) se hace de dinero/poder/posición, persona fea/capaz automáticamente se convierte en algo “atractivo” y tendrá cubierta las necesidades. Por ende, puede elegir (darse el lujo de elegir) con quién procrear y por instinto/deseo buscara a alguien con las cualidades “atractivas” de la cultura en curso (temporal y espacial). Dicha genética se mezclara con la suya y las crías resultantes repetirán el proceso, eso sí no han perdido el estatus.

Con el tiempo, una o dos generaciones, la herencia genética con las cualidades atractivas de la sociedad en curso se encontrara en dicha familia acomodada (en ambos sentidos, la genética y el estatus). Y será mas probable que la descendencia de dicha familia se mezcle con otras familias que hubieren pasado por el mismo proceso.

Y esa es la respuesta, si entendiste, a la pregunta que en ocasiones nos hacemos (o yo alguna vez me hice) ¿cómo puede haber alguien tan perfecto? (En el aspecto físico y social).

Pero también, quizá no lo notaste, el ciclo que menciono no es del todo positivo pues deja fuera del juego la herencia a la genética que inicio el primer movimiento del cliclo. Es decir, la persona con la capacidad para subir de estatus según su intelecto y capacidad.

Eso responde la otra pregunta (que más frecuentemente me he realizado) ¿cómo puede haber gente tan guapa y tan tonta/torpe/vacía? (no estoy lanzando pedradas, son solo pensamientos en voz alta). Pues este ciclo, es una espiral de mejora hasta el punto de inflexión.

Cuando eso ocurre lo mejor que puede hacer dicha casta/familia es buscar reintegrar a su mezcla material genético con las cualidades que empiezan a hacerle falta (esperando no sea demasiado tarde), o delegar a estructuras empresariales la administración de la fuente de estatus, y dicha administración pudiera ser en un futuro la fuente (también) de material genético capaz.

Ciclos interesantes y curiosos de la vida. Esto de la belleza y estatus es solo parte de la selección natural, ¿en qué parte del ciclo estas? ¿Ya estas trabajando para mejorar la especie?

Curiosidades 01

Si andas/estás con alguien mayor que tú (significativamente), lo sepas o no lo sepas, vivirás a la sombra de alguien o de algún recuerdo. Y aunque seguramente con el tiempo le remplaces/desplaces, para entonces, ya habrás sufrido los efectos de la transición.

Bueno, solo puedo hablar desde mi mayday, o mi día D (cuya letra es una curiosa coincidencia).

Ansiedad

Arthur Schopenhauer empieza, en “los dolores del mundo”, escribiendo/diciendo: Si nuestra existencia no tiene por fin inmediato el dolor, puede afirmarse que no tiene ninguna razón de ser en el mundo. Porque es absurdo admitir que el dolor sin término que nace de la miseria inherente a la vida y que llena el mundo, no sea más que un puro accidente y no su misma finalidad. Cierto es que cada desdicha particular parece una excepción, pero la desdicha general es la regla.

Somos demasiadas personas habitando aquí dentro, fragmentados en personalidades. Similar a “fragmentado” o “intensamente” (ambas peliculas, generos muy distintos). Y para cualquiera de nosotros (hablando en primera personas) hay material para agrandar dicha personalidad.

Está mi yo fatalista, que como Arthur, piensa que el sin sentido de la vida es el sentido de la misma. Y me identifico con esa literatura, y afirmó como diciendo amén a fragmentos como “El día de hoy es malo, y cada día será más malo, hasta que llegue el peor”.

Sin embargo también soy otro yo, el yo que no quiere eso, que se revela y trae al consciente frases de otros tiempos, que ahora parecen lejanas, como: “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.” Isaías 26:3. Es esta batalla de la mente, entre mis fragmentos (diferentes yos) queriendo tomar el control. La personalidad mejor alimentada será la que predominará y menguara la “desnutrida”. Vamos a darme (aunque muchos dijeran darle) una oportunidad, a mi yo que quiero ver vencedor, con Max Lucado y su “Ansiosos por nada”.

Quiéreme

Quiéreme, aunque sea de verdad, 
quiéreme, y permíteme el exceso, 
quiéreme, si es posible, sin piedad, 
quiéreme, antes del último beso.

Quiéreme, haz que se incinere el mar, 
quiéreme, como el vendaval que pasa, 
por el resto de una brasa 
dentro de un glaciar.

Quiéreme, sin el mínimo pudor, 
quiéreme, con la insidia de la fiera, 
quiéreme, hasta el último temblor, 
quiéreme, como quien ya nada espera.

Quiéreme, aunque no sepas fingir, 
quiéreme, que de todas mis flaquezas 
sacaré la fortaleza 
para revivir.

Sabes bien 
que jamás te lo he pedido 
ni jamás te hice un reproche… 
por lo que esta vez te pido, 
ya que no es cosa de dos, 
que tú seas quien me quiera 
como nunca me has querido 
esta noche del adiós…

Quiéreme, ahora que llegó el final, 
quiéreme, sin mas puntos suspensivos, 
quiéreme, aunque venga el bien del mal, 
quiéreme, como si estuviera vivo.

Quiéreme, que no entiendo qué hago aquí, 
quiéreme, si no quieres que esté muerto, 
porque todo es un desierto 
fuera de ti.

Quiéreme, que ya empieza a anochecer, 
quiéreme, aunque sólo sea un instante, 
quiéreme, y hazlo como otra mujer, 
quiéreme, como si fuera otro amante.

Quiéreme, que mañana ya murió, 
quiéreme, como si el mundo acabara, 
como si nadie te amara 
tanto como yo…

Sabes bien… 
que jamás te lo he pedido 
ni jamás te hice un reproche… 
por lo que esta vez te pido, 
ya que no es cosa de dos, 
que tú seas quien me quiera 
como nunca me has querido 
esta noche del adiós… 
Quiéreme… 
Quiéreme.

Luis Eduardo Aute