The Other Pair

 

Based On A Situation Of Ghandi’s Life
Directed by : ٍSarah Rozik
Screenplay : Mohammed Maher
D.O.P : Haitham Nasser
Edited by : Eman Samir
Sound Engineer & Music : Mohamed Hassan Elhanafy
Art Director : Hassan Elplisy
Production Manger: Yasser Elfishawy
Actors : Ali Rozik & Omar Rozik

 

El tren y los zapatos.

Iba Gandhi junto con un amigo a tomar un tren. Como no tenían dinero, trataban de subirse en marcha a un tren de mercancías, cuando éste estaba arrancando.

Vieron el tren arrancar, así que empezaron a correr hacia él, para poder subirse con un salto. Al saltar, a Gandhi se le cayó uno de sus zapatos. El tren ya iba demasiado rápido como para bajarse, coger el zapato y volverse a subir.

Gandhi tiró el otro zapato.

El amigo, sorprendido, le preguntó:
-¿Por qué has hecho eso?
A lo que Gandhi respondió:
-A mí, este zapato suelto no me sirve de nada, en cuanto lleguemos a destino tendré que hacerme con otro par. A la persona que encuentre el zapato que se me cayó, ese zapato suelto no le servirá de nada. Así, al menos, alguien se encontrará con un par de zapatos, y le serán de utilidad…

 

¿Que es el amor?

Hace tiempo (mucho tiempo) surgió una platica muy profunda sobre la pregunta lanzada al aire en la nota de mi amiga, y tras desarrollar el tema en los comentarios, eh creado una pagina (y no una entrada, pues pienso que lo vale) acerca de ese tema. Entrar aquí podría cambiar las estructuras en tus pensamientos. También si quieres complementar la entrada te espero en los comentarios. Entrar aquí.

Arrepentimiento

El arrepentimiento, cuando es verdadero y genuino, conduce a la confesión y a la restitución.

Una persona puede ver el pecado como perjudicial y abominable; mientras que su corazón lo ama, lo desea, se aferra a él. Pero cuando se arrepiente verdaderamente, lo aborrece de corazón y renuncia a él.

Es imposible que alguien se arrepienta verdaderamente sin un cambio de opinión. De ser verdadero el arrepentimiento, en vez de verlo (la acción incorrecta) como algo deseable o fascinante, le parece algo aborrecible, detestable, y se asombra de que pudo haber deseado algo así.

A lo que les dediques tu tiempo, energía y dinero cobrará más importancia para ti. Es difícil que te importe algo en lo que no inviertes. Por lo tanto es difícil que puedas arrepentirte de herir a alguien que no es importante en tu vida. Es probable que solo sea el temor a que se conozca tu falla (y sus consecuencias) lo que te conduzca a pedir perdón o disculpas. Cuando no hay arrepentimiento verdadero, solo es remordimiento o pena y te/le preocupara mas el que dirán, justificara(s) lo hecho, pero para “errores”  premeditados simplemente no hay excusa que valga. El ser humano es el único animal que puede causar daño teniendo plena consciencia de que esta haciendo daño.

Analiza tus pensamientos y sentimientos a profundidad, ¿cual es tu pensamiento respecto al acto que hiciste? ¿Cual es el pensamiento que tiene tu ofensor sobre el error? En base a eso sabrás que clase de arrepentimiento es.

Así ves la diferencia entre el arrepentimiento superficial, falso y parcial, con el verdadero arrepentimiento. Ahora ya lo sabes y no tienes excusa.

¿Quieres reparar el error? Primero que nada hay que arrepentirse, ese es el primer paso. Tener consciencia de la gravedad de lo que a ocurrido y después confesar con un corazón arrepentido. Pero hazlo de verdad, con el corazón en la mano.