Tres días.

Deje para después el escribir, y ahora tengo mas de tres cosas que contar, pero solamente ganas de publicar un post. Esto de ser un ser simple al parecer complica mas las cosas.

Primero que nada el 1ro fue mi cumpleaños, el mismo día que escribí la entrada anterior , de no ser porque existen tantos lugares online, en los que no recuerdo haberme suscrito, me lo recuerdan habría pasado desapercibido y estuvo muy cerca de pasar de esa manera.

Siguiendo algún impulso primario de alimento bien preparado accedí a la invitación de mis compañeros de casa; asaltar la cocina de Néstor. en Monclo. Bueno en realidad a visitar a su familia. Pero después de comer con estilo y con esa calidad es triste llegar a la casa y abrir una lata de atún. Desde luego ya estaremos llevando a Néstor a su casa mas seguido.

Visitamos lugares típicos, una tienda de paletas gigantes de hielo, un parque muy verde donde se aprecia una escultura de los fundadores de la ciudad también con un lago y una pista para correr entre otras cosas que no vi, pues me agrado mas para terminar las ultimas lineas del libro que tenia en la mano. [eso y que no le podía seguir el paso a los tres chiflados, con mis chanclas de gallo]

Después unas rusas, unos bolos, y una caída. Fue la primera ves en mi vida en la que arroje una pelota de bolos contra algo que no estuviera vivo, como los pinos. Varias chuzas, pensaba eran mas complicadas. Ivanelbarbaro, Nextor, Chuchoxxx y no recuerdo que nick se puso Samuel, creo que Samsagaz.

Al día siguiente alcanzamos a las chicas en el Cloete, un pueblo pequeño cerca de Sabinas, donde comimos y llegamos justo cuando le servían, una pizza artesanal que nos dejo con ganas de también pasear por esos rumbos, descubrimos la manera tan sutil en que alguien te puede pedir que cantes. Una escapada a un río, de agua semi estancada aun siento que huelo a algas [en el mejor de los casos], y el retorno a Monterrey después de otra cena mas en Monclo.

La influenza nos dio el mejor de los tiempo… Luego llegando a Mty. En la primera oportunidad que tuve me escape con Gabo compramos unas balas de plata, y una buena cena, ya hace un buen rato que no hago algo así, al parecer mientras mas tiempo pase entre un evento y otro del mismo tipo, se disfrutara mas.

No fue lo mas inteligente salir en estas fechas de vago en plena cuarentena, pero en definitiva pase un tiempo de calidad. Después de todo este ajetreó regresar ala vida normal me parece un poco aburrido, supongo que esto se me pasara en unos días mas.

Ya no recuerdo cuales son las demas cosas que quería contar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s