Amo de Casa

Hoy como todo buen amo de casa, limpie gran parte del relajo, no me es posible escribir en el tiradero, o mejor dicho… no me es soportable… y aunque no soy yo el causante de dicho desorden… El metal con el metal se lima, supongo son fricciones que me formaran el carácter.

Digo que no puede decirse el amor.
El amor se come como un pan,
se muerde como un labio,
se bebe como un manantial.
El amor se llora como a un muerto,
se goza como un disfraz.
El amor duele como un callo,
aturde como un panal,
y es sabroso como la uva de cera
y como la vida es mortal.

El amor no se dice con nada,
ni con palabras ni con callar.
Trata de decirlo el aire
y lo está ensayando el mar.
Pero el amante lo tiene prendido,
untado en la sangre lunar,
y el amor es igual que una brasa
y una espiga de sal.

La mano de un manco lo puede tocar,
la lengua de un mudo, los ojos de un ciego,
decir y mirar.
El amor no tiene remedio
y sólo quiere jugar.

Jaime Sabines

Pero me dio tiempo de pensar, en lo que recogía los siete y cacho kilos de latas de cerveza, comprimía los envases de plastico y agrupaba lo reusable según su genero (si aun en casa hay que ser ecologistas), y note que al estar activo en lo que fuera, pero trabajo físico, es una manera de pensar en otras cosas… incluso pude haber analizado mentalmente las aperturas que eh estudiado.

En lugar de eso ocupe mi tiempo pensando en eso y otras mil cosas… también note que quita el hambre… y me dio tiempo de pensar y recordar el poema de Sabines que ya he puesto, creo seré amo de casa mas seguido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s