Haiku-do

El ultimo día de una semana muy agitada, apenas ayer me presente en el trabajo con la mas clara intención de renunciar, después de todo con los ingresos externos pasaban por mucho al trabajo fijo, y los horarios ya los he vendido a mis clientes en asesorías.

Cuando miro con cuidado
veo florecer la nazuna
junto al seto

Matsuo Basho

Pero movieron de tal manera mis horarios, me han concedido los permisos necesarios,  para cumplir (al menos aparentemente) con todos mis compromisos… me alegra en cierta manera, pues aun no he terminado todo loq que tengo planeado para ese espacio laboral.

Por lo pronto a levantarme temprano, que tengo que llegar a tiempo para sobrevivir al convenio. Y terminar de leer Haiku-do, creo ya no iré al jardín a cortar flores, no por un tiempo. Y a disfrutar mis días, que son cortos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s