Tomando café

Te veo tomando café
como desde hace tantos años
y me resulta inevitable el decirte que te amo

Que se me antoja recordar
el juego que hemos olvidado
que por debajo de la mesa
se den vuelo nuestras manos

Y rodar, y rodar por el suelo
enredado en la maraña de tu pelo
y levantarnos para hacernos monumento
al amor, a la lujuria y al deseo.

Y verte sonreír
con ese gesto de quien sabe que ha pecado
y volver a sentir
esas piernas que se doblan de cansancio.

Te veo tomando café
como desde hace tantos años
y se me hace agua la boca
y te me sigues antojando.

Me dices no sé bien qué
mientras yo estoy en otro lado
imaginando que tu boca
se abre y me va tragando.

Y rodar, y rodar por el suelo
asomándome al vacío de tus pechos
y levantarnos para hacernos monumento
al amor, a la lujuria y al deseo.

Y verte sonreír
con ese gesto de quien sabe que ha pecado
y volver a sentir
las rodillas y los codos lastimados.

Tomando Café – Carlos Arellano

cafe

Un comentario sobre “Tomando café

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s