Día de entrenamiento.

Hace tiempo que estoy en el equipo de fútbol americano en la facultad, y es en verdad un reto. Un deporte del cual consideraba no era necesario saber mucho me doy cuenta que lo subestime. Por otra parte tener este tipo de actividades te hacen mas grato el resto del día, ademas de mas grato a las demás personas.

En este deporte se necesita mucha disciplina y constancia, aunque constantemente hay que estar soportando los gritos e instrucciones del instructor, después de todo si alguna parte del equipo es débil lo resentirá el resto del grupo. No es fácil tener una disciplina, pero los resultados son hermosos.

No hace mucho tiempo (y esta es la parte donde dicen ” uuuuuuu “). Estudie en IBLR (Instituto Bíblico La Roca), que para aclarar a quien no tiene idea de que es, es; una especie de “seminario”. Donde la disciplina era, y es aun, primordial para alcanzar cualquier logro. Ya sea en la disciplina del cuerpo, de la mente o en el alma.

El día discurría de una manera tan rápida y fluida entre un mar de actividades. No teníamos un momento de descanso!. Comenzaba a las 5:30 am (al menos para mi) y terminava a las 10:00 pm, al menos entre semana, donde este se dividía en el devocional (que es un tiempo con Dios como primer actividad), las clases, el deporte, el trabajo, el estudio, y por ultimo el descanso.

Ese lugar era una “burbuja”, donde los problemas del mundo “real” no te afectaban. No era mas que un lugar de entrenamiento, pero no era una burbuja solamente… nosotros estábamos siendo preparados para que esa burbuja, ese mundo ideal, fuera con nosotros a donde fuéramos. Desgraciadamente al salir, quizá por joven… o por no haber aprendido la lección a tiempo, o por falta de constancia, o por mil y un razones… La burbuja se revienta y el mundo y sus problemas caen sobre uno, y sobre nuestros hombros.

Te invito a que hagas este experimento, que he venido haciendo desde hace ya algún tiempo. Forma tu propia burbuja, que el mundo no te afecte con sus problemas. El secreto es simple, y y una vez que tienes la disciplina no es difícil continuar. Te invito a que combines tu día con actividades que sean benéficas para ti. No dejes que la depresión y los malos hábitos inunden tu vida.

“Yo amo a los que me aman, y me hallan los que temprano me buscan” Prov. 8.17

Ten un tiempo con Dios, un devocional. Que sea lo primero y ultimo que tengas en tu mente en el dia, no ocupas de mucho tiempo. Quizá al principio necesites disciplinar tu cuerpo.

Estudia la palabra de Dios. “Porque Jehová da la sabiduría,
Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.” Proverbios 2.6

Cuida de tu cuerpo, cuida de ti. “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?. Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.” 1 Corintios 3:16-17

Cuida lo que entra a tu mundo. Mantén tu templo puro, así crearas una burbuja y estarás dentro de la cobertura y favor de Dios, desatando todas las bendiciones que El tiene para ti. Hoy es tu día de entrenamiento y mañana también. Para que cuando llegue el día malo, estés preparado.

Un comentario sobre “Día de entrenamiento.

  1. ke onda bro, ps aki pasando por tu pagina y la verdad esta padre, tienes muy buenas ideologias sobre la vida, y si tienes razon, no hay ke darnos porvencidos, aun no, la vida esta llena de sorpresas y espera a ke las descubramos, bueno nos vemos bro, cuidate y sigue adelante =]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s