Murcielagos y estrellas fugaces.

Lleve las cosas en la mañana y me quede ahí solo mucho mucho rato. Acomode las cosas en la cabaña, encontré una bocina y seguí el cable hasta encontrar el estero puesto en un mueble que le ocultaba muy bien. Escuche música y leí algunas meditaciones de “El Aposento Alto”.

Fue increíble lo que paso en esos momentos, las palabras me partieron a la mitad y llegaron hasta la coyuntura de mis hueso, era el Unico quien me daba las palabras que necesitaba escuchar para limpiar mis pensamientos. Espero en breve terminar aquello que me fue ministrado para poder subirlo.

Al llegar la noche después de un día de compañerismo y planeación muy sano. Me aparte de todos y de todo, pues quería estar con la naturaleza y su creador, me fui a un lugar donde corría el viento muy alegremente se escuchaba desde lejos al acercarse y en el firmamento desde un lado al otro la vía láctea.

Fue cautivante, hasta me acorde de un Salmo “los cielos cuentan la gloria de Dios” y me puse a contar estrellas fugaces y murciélagos que pasaban formando una sombra muy negra en el firmamento brillante. Animales que a diferencia de lo que puedas imaginarte son muy agradables como ratones que vuelan y comen frutas

Vía Láctea

Hoy viaje con dinero que saque de la coladera, de un canalón de cemento cubierto por una rejilla metálica a lo largo de este. Que si conoces las conchitas de FIME UANL sabes de que estoy hablando. Algo muy raro me paso al ver ese dinero y mirar a mi alrededor cuidando no hubiera nadie entonces me incline a sacarlo y mientras le sacaba el lugar se lleno y mi amiga Nora quien estaba con migo, no paraba de decir “que oso”… como si eso lo redujera.

En realidad no encuentro nada de “oso” en muchas situaciones que dicen debieran serlo, y por otro lado muchas cosas que pienso no debería hacer las hago, ah mi mente es un mar de contradicciones. Y para relajar un poco las cosas me iré unos días al campo, a un lugar de nombre Jonuco, donde el cielo se ve tan estrellado que alcanzas a ver el trazo de la Vía Láctea y comprendes la razón de su nombre.

for Starving Students…

Hace unos días, como tantos otros me vi un poco recortado en el presupuesto, e improvise una comida que resulto ser de lo mas practica y rica mi novia quien solo comería una tostada “por no dejarme comer solo” termino comiendo seis. Me recordo mucho a “Software for Starving Students”. solo que es “cookbook for… ”

  • 1 Lata de sardinas,
  • 1 Papa de buen tamaño.
  • 1 Aguacate
  • 1 Paquete de tostadas.
  • Un poco de crema.
  • Limones, sal y salsa al gusto.

Sencillamente picas la papa, en cuadros finos y la pones a sofreír, cuando esta este comestible, viertes el contenido liquido de la lata en el sartén junto con las papas como si las quisieras cocer en ello. Dejas se condense la sustancia un poco, inmediatamente después pones el resto del contenido de la lata, es decir la sardina y con el mismo utensilio que estés utilizando para mover desbarata las sardinas, y mantenlo en el fuego por unos 3 minutos mas, no dejes que se pegue a la sartén.

DSC00563

Después de eso, simplemente lo pones en las tostadas y pones crema y aguacate y demás cosas como limón al gusto, la verdad nunca lo habia hecho experimente conmigo, con mi novia y funciono. Tiene mejor abor y textura que las clasicas tostadas de atún, y si no mejor sabor, cuando menos un sabor para variar a las atuneras… eso sin mencionar que la sardina es mas económica. Espero un día pronto poner mi sección de “cocinando con chucho”.

Ya me quiero cambiar de casa.

Ya no puedo esperar mas, las ganas por cambiarme de casa son gigantescas, en este momento están construyendo un baño extra a uno de los cuartos. Ya quiero tener mi cuarto, sin compartir con nadie, con un silencio recóndito de Himalaya.

Empezare desde hoy a reorganizar mi torpe uso del tiempo, hoy tengo que dormir a mas tardar las diez de la noche, bueno hoy sábado un poco mas tarde, pero retomar el ritmo para hacer rendir mi día, ya que levantarme a las once o doce horas no es lo mas recomendable. Ah! Ya me quiero cambiar de casa!.